Una longevidad larga, un físico envidiable y un talento innato. Roger Federer ha vuelto a dar todo un ejemplo de esfuerzo trabajo y superación tras ganar el Open de Australia a los 35 años. En Tennis Smash, el suizo ha compartido abiertamente sus consejos de salud trabajo físico y enfoque mental que sigue usando para llegar a lo más alto y tener un éxito extraordinario que asombra a todo el mundo. Roger os habla en primera persona. Para leer y guardar en favoritos.

Tienes que amar el deporte. Si no lo amas, entonces todo va a ser más complicado. Creo que eso es lo que me hace seguir, porque sé por qué juego al tenis. Saber esto es muy importante.

No es fácil ganar Grand Slams. Eso significa que he hecho algo muy extraordinario durante muchas temporadas. Hago un calendario completo de enero a noviembre. Seguiré haciendo esto pero escuchando a mi cuerpo, intentando ser inteligente sobre lo que necesito hacer para jugar bien cuando quiero jugar bien. Esto no significa jugar únicamente Grand Slams, pero obviamente este tipo de torneos son los más importantes de nuestro deporte.

Intento asegurarme de que tengo los suficientes descansos, las suficientes vacaciones, trabajo de recuperación, torneos y entrenos. Todo esto debe venir junto. Quizás la vuelta al principio sea un poco más complicada pero una vez que ya coges ritmo, es una gran ventaja el haber tenido ese tiempo libre. No es fácil estar alejado y ver a muchos chicos ganando torneos mientras tú estás en casa, y es que estar en casa no te da demasiados puntos.

También te puede interesar este artículo: Nadal: «Necesito celebrar»

Tienes que escuchar las señales que le da tu cuerpo. Hay muchas maneras de estar sano. Cada jugador tiene sus propios secretos y rutinas que funcionan. Algunos tiene mala suerte con Tommy Haas o Tsonga. ¿Cómo puedes evitar este tipo de cosas? No lo sé. Quizás el cuerpo sea frágil. Es por eso que es importante hacerse profesional pronto.

Es bueno entrenar y comer sano. Eso es lo que yo hago. Nunca he tenido que ser demasiado cuidadoso con mi dieta. Pero creo que es algo muy peligroso estar lesionado, no poder entrenar mucho y seguir comiendo la misma cantidad de comida. Yo como muy sano y eso me ayuda a no engordar y ganar peso.

Las cosas ahora son un poco diferentes respecto a hace 10 años. Cuando eres más joven sueles entrenar más tiempo. Pero a veces menos es más, la calidad es más importante que la cantidad. Hay que aprender de la experiencia. En mi carrera he cometido errores y también he tenido buenas decisiones durante todos estos años. Lo importante es poner todo junto y aprender de ello.

El objetivo ha sido siempre intentar jugar durante mucho tiempo. Estoy feliz de que todavía sigo jugando. Estoy feliz de que mis hijos puedan venir a verme. Así que, sí, creo que mi familia ha tenido un efecto positivo en mi vida y también, como jugador. Mi relación con mi esposa ha sido maravillosa. Así que... veremos cuánto tiempo más sigo por aquí.