Así logró Michael Phelps convertirse en el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos. Aplica sus lecciones en tu negocio.

Establecer metas que realmente le apasionan y remover el “no puedo” de su vocabulario fue el secreto de Michael Phelps para convertirse en el atleta olímpico más condecorado de todos los tiempos. Con 28 medallas olímpicas y más de 30 récords mundiales en su haber, el retirado campeón de natación tiene nuevas prioridades en su vida: la promoción de su marca de ropa deportiva, la seguridad en el agua y la convivencia con su familia.

“Conseguí todo lo que quería. Por el momento tengo planes que quiero sacar adelante”, dijo Michael Phelps al asegurar que no volverá a las competencias. “Soy feliz con mi vida fuera de la alberca”, dijo en el World Business Forum (WOBI) Ciudad de México, donde compartió algunos de sus secretos y filosofía de vida que puedes aplicar en tu negocio.

Lo más importante para el medallista olímpico es el establecimiento de metas. “Tienen que ser realmente apasionantes, pues es lo que te va a hacer trabajar cada día en eso”, explica. “Mucha gente me veía como loco porque quería ganar ocho medallas y era pensar fuera de la caja. Quería realmente retarme a mi mismo para ver cuál era mi máximo, eso tomó preparación y años para ver realmente lo que podía hacer”, comenta.

Otro aspecto importante fue haber removido la palabra “no puedo” de su vocabulario. “Si tienes la palabra no puedo, no vas a poder lograr nada. Así que siempre cree en ti y en el proceso”, dice. Es algo que “no va a pasar de la noche a la mañana, pero el trabajo en las pequeñas cosas es lo que hace las diferencias masivas”. Se trata de algo de lo que se siente afortunado de haber aprendido a lo largo de su carrera. “Fue realmente ir entendiendo lo que tenía que hacer para ser el mejor”.

Michael Phelps es el único nadador con 28 medallas olímpicas (23 de oro, tres de plata y dos de bronce). “Fue divertido llegar a la cima de la montaña, pero fue 10 veces más difícil mantenerme y por eso tuve que trabajar más duro y enfocarme mucho más en las pequeñas cosas”, reconoce. Por eso, a quien busca lograr una meta profesional, le recomienda tener entrenamiento físico y mental. “Cuando sacrifiques identifica qué es lo que te ayudó a lograr tu máximo y vuelve a hacerlo una y otra vez”, recomienda.

Rétate

El campeón de natación reconoce que no le gusta perder, lo que lo motivó a ser mejor. “Para mi es solamente que odio perder y eso me forzó a mi mismo hasta incluso atravesar por el dolor algunas veces. Era más fácil decir no, pero quería ser el mejor y quería hacer ese sacrificio. Entonces nadie iba a detenerme”.

Además, tenía sus metas por escrito en una nota. Cuando iba a su clase por la mañana y se vestía sabía cuál era su propósito, cuál era su trabajo. Lo mismo sucedía cuando se sumergía en la alberca esas mañanas frías en las que sólo vestía una diminuta prenda. “Para mi era que nadie me iba a detener para conseguirlo. Sólo tomé eso y aprendí pequeñas cosas a lo largo del camino. Sin embargo, todo se reduce a las metas y tiene que ser algo realmente significante; y si lo consigues, escribe otra cosa”, comenta.

También te puede interesar este artículo: La entrañable historia de amor que romperá tu corazón

Igualmente, recomienda poner esas metas en un lugar visible. “Porque es fácil olvidar las pequeñas cosas mientras vas por la vida… Yo tenía en mi casillero esas frases de atletas que decían algo negativo de mi y esa era mi motivación y lo que me mantenía enfocado”.

En 2008 Ian Thorpe, su eterno rival dijo que era imposible que alguien ganara ocho  medallas en la misma justa olímpica. Michael las ganó. Y en 2016, dijeron que era algo altamente improbable para alguien de casi 30 ganar. “Yo me dije voy a probarlo. Siempre uso cosas como esa como motivación y creo que cualquiera puede tener también ese tipo de motivación. Para mi es algo que me haga enojar, eso me hace trabajar 10 veces más duro”.

Convierte una pasión un negocio

En 2015, de la mano de la Aqua Sphere, uno de los fabricantes más importantes de ropa y accesorios para natación deportiva y recreativa, Michael Phelps lanzó su marca MP. La pasión por nadar lo llevó a emprender en esta industria. “Por mucho tiempo trabajé con otra marca y realmente nunca tuve la oportunidad de implementar ciertas cosas que pensaba podían cambiarse. Siempre quise mi propia marca y tener la libertad para crear un traje, mi gorra y googles, de ir a entrenar con el  equipo que yo pensara que era el mejor”, comenta.

Al permanecer más de 2,200 horas cada año en la piscina, el multimedallista olímpico tuvo la oportunidad de conocer de primera mano los trajes de baño que se producían y se percató de las diferencias entre todos ellos. Así, tomó lo que consideró que era lo mejor para crear su marca.

“Actualmente tenemos desde los trajes de baño recreativos, hasta aquellos para los más altos niveles de competencia. Creo que tenemos los mejores trajes: un gran traje de baño de hombre y el de mujer, que está empezando a marcar grandes diferencias para bien. Hay pequeñas cosas que tenemos que arreglar, pero es algo que continuó trabajando cada día, como sabes, la tecnología cambia todos el tiempo y hay  que estar al pendiente. Es muy divertido ir a escoger diferentes colores y estilos”, dice Phelps entre sonrisas y afirma, “soy feliz con mi vida fuera de la alberca”.

 

A: A