Los trastornos del espectro autista (TEA) son un conjunto de trastornos del neurodesarrollo con síntomas crónicos y que aparecen en la infancia. Afectan al comportamiento, a la comunicación y a la interacción con otras personas, provocando cierto rechazo en algunos sectores de la población. Existen múltiples asociaciones que luchan contra ello creando campañas de concienciación, muchas veces apoyadas por libros o películas sobre el autismo.

De forma general, el TEA no tiene solución, pero existen muchas formas de maximizar las habilidades de la persona que sufre esta condición. Mientras antes se comience con ellas, más fácil será desarrollarlas y aprender nuevos patrones, por lo que es recomendable que se empiece desde el momento en que es detectado.

Los tratamientos existentes incluyen terapias de comportamiento, pero a veces también medicación para paliar los síntomas. Algunos fármacos utilizados son inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, para tratar la ansiedad, la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo; anticonvulsivos; estimulantes para aquellos que manifiesten comportamientos hiperactivos o para casos más graves, antipsicóticos.

La familia, junto con el afectado, son las principales víctimas de la exclusión social. Situaciones tan normales como ir a comprar o pasear pueden volverse realmente desagradables cuando los demás juzgan. Hay casos en los que incluso otras personas aconsejan no dejar salir de casa a la persona que sufre autismo o incluso pegarle “para que aprenda a comportarse”.

La ignorancia es la causante de esta clase de recomendaciones, además de la falta de sensibilidad. Por esta razón las películas sobre el autismo son grandes aliadas para la causa. El cine tiene la capacidad de atraer al público, provocar emociones y hacer comprender contextos y situaciones desconocidas para cada uno de nosotros.

Estas son las 8 mejores películas sobre el autismo: un canto a la reflexión.

Un viaje inesperado

Un adolescente Zac Efron da vida a Stephen, un chico que al igual que su hermano, tiene autismo. La lucha de su madre por sacarles adelante es el tema fundamental de la película. A pesar de todo el rechazo que la familia sufre por parte de colegios e instituciones, los niños consiguen desarrollar muchas de sus habilidades sociales, llegando a destacar en algunas de ellas.

Stephen resulta ser un corredor excepcional y su hermano Douglas un guitarrista fantástico. Ambos, junto con la ayuda de su madre, acaban creando la asociación “Miracle Run”, especializada en la investigación para el Trastorno del Espectro Autista.

Rain man

Rain man es una de las películas sobre el autismo más conocidas. Esta película, protagonizada por Tom Cruise y por Dustin Hoffman, le valió un Oscar a la mejor interpretación al segundo. Nos narra la historia de Charles, un joven vendedor de coches que en el funeral de su padre descubre que tiene un hermano mayor secreto. Este, interpretado por Hoffman, tiene autismo y además, ha heredado gran parte de la herencia.

Charles decide secuestrarlo para exigir su resto del dinero, pero finalmente acaba encariñándose con él. Aunque al principio se siente irritado ante sus comportamientos, poco a poco y a través de un animado viaje en coche por Estados Unidos, acaba conociendo y queriendo a su hermano.

El faro de las orcas

Basada en una historia real, al igual que otras películas sobre el autismo, “El faro de las orcas” nos cuenta la historia de Lola, una madre coraje que viaja 14.000 kilómetros para ayudar a su hijo Tristán. Este, que sufre autismo, siente una conexión especial con las orcas, lo que lleva a Lola a visitar con él las costas de la Patagonia argentina.

Allí conocerán a Beto, un guarda faunas que al principio no está muy contento con su visita. Al final, acabará descubriendo que comparte con Tristán una sensibilidad muy parecida para relacionarse con estos animales.

Molly

Esta inclasificable tragicomedia trata de la vida de Molly, una mujer con autismo que queda bajo la tutela de su neurótico hermano Buck. Los médicos le informan de que una operación experimental con células cerebrales sanas podría curar a Molly, pero a un alto precio. Este da el consentimiento y la operación de Molly resulta ser un éxito.

También te puede interesar este artículo: 10 Películas Para Levantar El Ánimo

Buck empieza a llevarla a eventos sociales como el teatro o partidos de béisbol mientras que ella comienza una relación con otro ex autista. El problema resurge cuando tras unos meses, el cerebro de Molly empieza a rechazar las nuevas células transplantadas.

Mozart y la ballena

En este caso, la película trata sobre el Síndrome de Asperger, una variante del autismo. El protagonista se llama Donald, y decide crear un grupo de personas con su misma condición para buscar apoyo. No tarda en conocer a Isabelle, de la que se enamora perdidamente.

Ambos inician una relación que no está exenta de complicaciones. Su historia también está basada en hechos reales y es bastante curiosa: Jerry, el protagonista real, descubrió que sufría Asperger tras ver la película Rainman.

Mi nombre es Khan

Rizvan Khan es un niño indio que sufre síndrome de Asperger. Tiene muchas dificultades para relacionarse con otros niños de su edad, pero un talento para la mecánica extraordinario. Este don le permite sacar a su pobre familia adelante gracias a la reparación de múltiples objetos.

Al morir su padre, se muda a Estados Unidos a vivir con su hermano. La mujer de este, profesora de psicología, le ayudará a superar los obstáculos, que no serán pocos. No solo sufrirá el rechazo por su condición, sino también por ser musulmán.

Un amigo inesperado

“Un amigo inesperado” es un largometraje británico basado en un libro llamado “A Friend like Henry”. Las películas sobre el autismo presentan casi siempre la figura de unos abnegados progenitores, que no dudan en sacrificar otros aspectos de su vida. Aquí, los innumerables esfuerzos de Nicola por ayudar a su hijo Kyle le causan un estrés terrible, además de empezar a generar problemas en su matrimonio. Su único apoyo son sus padres, en especial Pat, su madre.

Una mañana encuentran a un perro y deciden quedárselo para ver como reacciona Kyle. Este lo llama Thomas, y entre el perro y el niño pronto surge una conexión muy especial. Por desgracia, la muerte de Pat causa estragos en Thomas, cuyo comportamiento, que había mejorado notablemente, comienza a cambiar.

Tan fuerte, tan cerca

Este drama nos presenta a Oskar Schnell, un niño de nueve años con autismo. La relación con su padre es muy estrecha, ya que este siempre le anima y motiva a que interactúe con los demás. Juntos realizan juegos e investigaciones, tratando de que Oskar aprenda ciertas habilidades. Lamentablemente, el padre muere durante los atentados del 11 de septiembre, dejando al niño al cuidado de una madre que se sumerge en la tristeza y la depresión.

Un año después encuentra en un jarrón de su padre una llave escondida. Este descubrimiento, junto con  otras pistas, le hará rastrear Nueva York para dar con la persona que sabe dónde encaja el objeto. En el camino conocerá a muchas personas que le ayudarán a superar ciertos obstáculos vitales, como montar en metro o cruzar un puente.

Estas películas sobre el autismo, además de beneficiosas, son fundamentales para entender la situación que viven los afectados y sus familias. El ostracismo, el sufrimiento y el abandono son temas recurrentes, pero también la capacidad de superación y el optimismo. Ambas caras de la moneda son necesarias para hacer frente a una condición que si bien no tiene cura, puede tratarse con ayuda de especialistas.

 


A: A