Las acciones de Nvidia Corp., una empresa de computación visual de alcance global, subieron a un ritmo récord el viernes, estimulados por una mayor demanda de chips gráficos utilizados en juegos y data centers y la rápida adopción de sus nuevos chips Volta para el desarrollo de inteligencia artificial (IA) y vehículos autónomos. Fue un 6 por ciento, que completa un año de una escalada espectacular.

Aunque la utilización de los chips en el sector de juegos representa la mayor fuente de ingresos de la compañía y sus ventas superaron ampliamente las expectativas de los analistas en el tercer trimestre, fue su mercado de data centers lo que cautivó la atención de los analistas al percibirlo como motor del futuro crecimiento de la empresa.

Un data center es un centro de procesamiento de datos para albergar sistemas de información en condiciones óptimas para permitir que los equipos (telecomunicaciones, sistemas de almacenamientos, hardware, etc.) tengan el mejor nivel de rendimiento, disponibilidad y eficiencia.

El negocio de data center, la segunda mayor fuente de ingresos de Nvidia, duplicó sus ganancias con respecto al trimestre subiendo a USD 501 millones, superando, por un gran margen, las expectativas de USD 474,2 millones.

Chips Volta

También te puede interesar este artículo: Transacciones en Bitcoin, un alto costo energético

En mayo, la compañía lanzó su nuevo producto prometedor, los chips Volta, como parte de su unidad de procesamiento gráfico (GPU) Tesla V100, que alimentará sistemas que van desde la inteligencia artificial (AI) hasta automóviles con piloto automático.

"Los envíos de la GPU Tesla V100 comenzaron en el segundo trimestre y se dispararon significativamente en el tercer trimestre, impulsados principalmente por la demanda de los proveedores de servicios cloud y el alto rendimiento informático", afirmó Colette Kress, directora financiera de la compañía, en una conferencia telefónica el jueves.

Entre los principales proveedores de Nvidia se destacan algunas de las empresas más grandes del mundo, como Amazon y Microsoft, que utilizan sus servicios para Amazon Web Services y Azure respectivamente.

Según la empresa, los chips Volta impulsarán avances revolucionarios en el mercado y la humanidad, como la erradicación del cáncer, las experiencias inteligentes de los clientes y el desarrollo de vehículos autónomos.