Más que un videojuego ROBLOX es una plataforma colaborativa que permite a sus usuarios crear sus propios juegos y ganar dinero por medio de ellos. Conoce su historia.

Conocí ROBLOX a mediados de 2016, cuando mi hijo de nueve años me confesó que se había aburrido de jugar Halo conmigo. Ante mis ojos, presionó el botón de Xbox en su control y en la pantalla principal seleccionó un icono con fondo azul, tipografía blanca y la figura de cinco distintos personajes que de alguna manera me remitían al mundo de Lego.

Lo vi jugar durante horas. Divertido e inmerso en una experiencia multijugador de la que yo —alguna vez gamer experto— jamás había oído hablar. Su personaje tenía que bajar por enormes toboganes en distintos vehículos: llantas, go karts, tablas de surf e incluso un extraño pan de hot dog con una salchicha incluida. Con cada descenso las carcajadas se incrementaban. Él interactuaba con otros personajes. Platicaba. Subía. Bajaba. Y aunque los gráficos no eran sorprendentes, la experiencia sí lo era.

ROBLOX, un videojuego gratuito, aparentemente surgido de la nada, era su favorito.

Ese día aprendí que el de los toboganes era solo uno de los (literalmente) millones de juegos que ofrece la plataforma. Que la mayoría de ellos son creados por otros usuarios. Que puedes usar los robuks, la moneda del juego, para comprar experiencias “premium” o para disfrazar a tu avatar con un millar de diferentes objetos. Que la plataforma tiene su propia economía y que los usuarios creadores de los juegos ganan dinero real por medio de ellos.

Ésta es la breve historia de ROBLOX, el juego que se ha transformado también en una plataforma colaborativa y en una verdadera opción de emprendimiento.

DYNABLOCKS, EL PRINCIPIO DE UNA PLATAFORMA COLABORATIVA

En 1989 David Baszucki, un joven egresado de la Universidad de Stanford fundó Knowledge Revolution, empresa de software de simulación física utilizado principalmente en el ámbito educativo. Sus programas permitían a los alumnos tomar y arrastrar diversos objetos en la pantalla y ver cómo se comportaban al hacer que éstos interactuaran entre sí.

La compañía tuvo mucho éxito y en 1999 fue adquirida por MSC Software Corporation por $20 millones de dólares. Baszucki fungió como vicepresidente de la misma durante cinco años, pero reconociendo el potencial del software de simulación para la industria de los videojuegos, decidió fundar ROBLOX en 2004.

Grandes videojuegos, como Portal, Angry Birds o Cut the Rope, están basados en el poder del software de simulación. Éste es el que determina lo que sucederá con un objeto en la pantalla cuando sea sometido a una acción determinada; el que dicta las leyes de la física que gobernarán un mundo virtual.

En 2004 Baszucki se asoció con Erik Cassel, egresado de la Universidad de Cornell y colega suyo en Knowledge Revolution, para desarrollar Dynablocks, la versión beta del videojuego.

En 2005 decidieron cambiar el nombre del juego a ROBLOX, buscando mayor facilidad de recordación por parte del usuario y para 2006 lo lanzaron oficialmente al mercado.

Lo que diferenció a ROBLOX desde un principio, fue la facilidad que la plataforma daba a los usuarios para crear sus propios juegos, para abrirlos a todo aquel que quisiera jugarlos y para poder ganar dinero con ellos.

FENÓMENO DEL GAMING

La captación de usuarios comenzó en el 2006 con campañas de AdWords en Google. En su primera versión, ROBLOX se jugaba por medio de una PC. Al día unas 50 personas visitaban el sitio y muy pocas se quedaban a jugar en él. Sin embargo, esos pocos usuarios ayudaron a probar las diversas funcionalidades del juego y a mejorarlo.

Los primeros tres años la base de usuarios de ROBLOX creció a un ritmo de 7% por semana.

También te puede interesar este artículo: Ahora usted se puede hacer millonario jugando videojuegos

Baszucki y Cassel vieron en YouTube una buena plataforma para difundir su plataforma y comenzaron a premiar a los usuarios que crearan videos de sus juegos con incentivos económicos en robuks. La gente reaccionó y la plataforma comenzó a viralizarse.

Pero cuando ROBLOX realmente explotó fue cuando sus creadores los transformaron en una plataforma multidispositivo. Hoy ROBLOX puede ser jugado en una PC, una MAC, teléfonos y tabletas iOS y Android, y consolas Xbox One.

Para 2014 ROBLOX era jugado por 4.5 millones de personas cada mes.

En 2017 la cifra asciende a 56 millones de jugadores mensuales y supera ya a Minecraft (con 55 millones).

El juego hoy es un monstruo y lo más increíble es que hay usuarios que ganan mucho dinero a través de él.

¿CÓMO GANAR DINERO EN ROBLOX?

Si creas un perfil de usuario en ROBLOX, podrás jugar en cuestión de minutos. Y si te animas, también podrás crear tu propio juego, con sus leyes y objetos, con tu toque personal desde una computadora. Tu creación será colocada en una especie de AppStore y los demás usuarios podrán jugarlo. Si les gusta y logras persuadirlos para que utilicen sus robuks dentro de tu universo, ganarás dinero.

Así de simple, así de cierto.

En julio de este año ROBLOX anunció que en 2017 estará pagando más de $30 millones de dólares a los diversos desarrolladores que han creado juegos para la plataforma. Un joven de 18 años llamado Alex Balfanz y creador de “Jailbreak” cobrará más de $3 millones de dólares.  

La pregunta obligada: ¿es fácil hacerlo?

ROBLOX pone a disposición de sus usuarios el ROBLOX Studio, la plataforma que usarás para crear tus juegos, así como cantidad de tutoriales en video que te ayudarán a aprender a desarrollarlos. Pero como cualquier emprendimiento éste requiere de dedicación, tiempo y esfuerzo. De planeación. De paciencia. De una curva de aprendizaje.

Pero ROBLOX hoy es una realidad, y más que un juego es una verdadera plataforma de emprendimiento.

 

 

A: A