-¿Si?

-Buenas tardes. Estamos llamando del Departamento de Soporte Técnico de Microsoft porque hemos detectado una falla de seguridad en su computadora muy peligrosa. Para corregirla necesitamos que nos permita el acceso remoto para poder eliminar el virus e instalar un programa de protección para futuras ocasiones.

Si no recibiste esa llamada personalmente, hay muchas posibilidades de que conozcas a alguien que si pasó por eso.

Y si es el caso, aunque se sepa que existen innumerables estafadores que utilizan internet para cometer sus fechorías, lo inesperado de una llamada que supuestamente es de Microsoft, genera un mínimo de preocupación ante la posibilidad de que ciertamente la computadora y la preciada información almacenada en ella pueda estar en riesgo.

"Los timadores utilizan el nombre de compañías importantes para cometer sus crímenes porque de esa forma el contacto que establecen parece más legítimo", explica en su página web Action Fraud, una organización británica dedicada a la prevención del fraude cibernético.

También te puede interesar este artículo: El motor de nuestras motivaciones

Se trata de un negocio muy lucrativo. Microsoft calcula que quienes se encuentran tras las llamadas falsas hechas a nombre de la empresa generan US$1.000 millones anualmente.

"Es muy difícil calcular el número de personas afectadas por esta actividad, pero si se extrapolan las estafas registradas en un país específico, que en el caso del reciente virus del correo en España afectó a miles, estamos hablando de cientos de miles y millones a nivel mundial", le dice a BBC Mundo Pablo Teijeira, director de la empresa de seguridad informática Sophos en España.