2018 será otro año en el que el Internet de las Cosas dará que hablar. Te contamos las principales predicciones que el equipo de IBM ha hecho en relación al IoT y que tienen en la recopilación y uso masivo de los datos su herramienta fundamental.

Llevamos tiempo hablando del Internet de las cosas (IoT) y los dispositivos inteligentes conectados a la red han sido otro de los ingredientes destacados de la pasada ediciónd el CES. En cuanto a resultados económicos, según los últimos informes, el año 2020 estará marcado por la conectividad en términos multimillonarios.

Como marcan las investigaciones realizadas por IDATE, 80.000 millones de dispositivos estarán conectados en todo el mundo dentro de tan solo dos años. Por su parte IDC pronostica que el mercado de soluciones IoT moverá 7.100 millones de dólares y dará empleo a más de 36 millones de profesionales .

Con tales resultados para un futuro tan próximo no es de extrañar que el IoT será uno de los grandes protagonistas tecnológicos del 2018.

Así parecen también preverlo en IBM.  Su vicepresidente de Watson IoT Consumer Business de IBM, Bret Greenstein, desveló en la revista Forbes cuatro tendencias clave para este año.

Te contamos cuáles serán las tendencias en Internet de las Cosas para 2018 según las predicciones de IBM.

La IA hará más inteligente el IoT

La Inteligencia Artificial (AI) es, sin duda, la palabra de moda del momento. De acuerdo con Greenstein, sin embargo, 2018 es el año en que por fin comprenderemos cómo esta juega un papel fundamental actuando como el cerebro que ejecuta los sistemas de IoT.

A medida que más y más dispositivos se conectan y sean capaces de comunicarse entre sí, la IA más avanzará en cuanto a aprendizaje profundo, procesamiento del lenguaje natural, reconocimiento de imágenes y toma de decisiones impulsada por redes neuronales.

Y este desarrollo también contribuirá a que los dispositivos logren entenderse mejor con las personas.

Mayor potencia de CPU

Impulsar la potencia de procesamiento hasta el “límite y la vanguardia” será una tendencia clave en IoT para 2018, según Greenstein. Los elementos frontales del IoT, como las cámaras y los sensores que tradicionalmente recopilan datos de forma pasiva para su procesamiento en la nube, brindan una serie de beneficios y oportunidades y este año conllevará un giro hacia una mayor explotación de esta tecnología.

“De repente, hay cámaras que no solo pueden ver, pueden entender la imagen y micrófonos que pueden escuchar, sino que cada vez son más llevados al límite”.  Así, para el representante de IBM el camino a desarrollar pasa porque solo los datos útiles serán transmitidos a la nube, lo que puede conllevar a otras consideraciones como la privacidad.

También te puede interesar este artículo: Del «blockchain» a la inteligencia artificial: las tendencias tecnológicas de 2018

Blockchain en las transacciones de IoT

Blockchain y el IoT en muchos sentidos parecen construirse el uno para el otro.  Y es que la cadena de encriptado es muy adecuada para registrar detalles de los millones de transacciones que tienen lugar entre los dispositivos conectados.

Greenstein avanza en sus predicciones,  que aunque las asociaciones aún no son públicas, IBM está trabajando en “múltiples industrias” con clientes para reunir  Blockchain e IoT e insinuó que es muy probable que surjan más detalles en 2018.

“Lo que la gente se perdió de Blockchain, porque estaban tan enfocados en el lado financiero,  es su uso obvio (…) todos estos datos de IoT requieren características de almacenamiento en algún tipo de registro inmutable”, manifiesta Greenstein.

En las interacciones entre IoT, los registros de Blockchain ofrecen seguridad, ya que solo aquellos con las claves de cifrado pueden editar o modificar las secciones a las que tienen derecho. Además, las copias del registro se dividen en múltiples ubicaciones físicas, por lo que ninguna de las partes tiene control centralizado para manipularlo.

Crecimiento masivo de IoT en Industria

El aumento es la palabra clave aquí, y la visión aquí es que la tecnología inteligente y conectada continuará ayudando a los humanos en tareas manuales y especializadas.

“No hay duda de que el lado industrial de IoT está creciendo rápidamente. [Al principio] todos pensaron que se trataba de los sensores, pero estamos llegando al punto en que son las percepciones e interacciones con las personas. La gente ya no tienen que consultar el manual”, explica Greenstein, “pueden preguntarle a su manual directamente ‘¿este es el ajuste correcto para la presión de los neumáticos’?”.

En 2018 es probable que veamos esta tendencia más allá con la inclusión de un mayor número de conjuntos de datos externos en la mezcla. Por lo tanto, en teoría, tu manual no solo te indicará la presión correcta de los neumáticos, sino que hará los ajustes necesarios según el clima u otras condiciones que deban ser tenidas en cuenta en ese momento.

Según las predicciones que desde IBM hacen en torno al Internet de las cosas durante este año, todo parece subrayar el principio de que los datos son el ingrediente fundamental de la transformación digital.

Las tecnologías pronosticadas para hacer grandes olas en el próximo año, incluyendo IoT, inteligencia artificial, blockchain y edge, son todos en definitiva métodos de recopilación, análisis y almacenamiento de información.


A: A