El vuelo 4U9525 de la compañía alemana Germanwings (filial de bajo coste de Lufthansa) que realizaba el trayecto entre Barcelona y Dusseldorf se ha estrellado este martes en los Alpes franceses con 148 personas a bordo, 45 de ellos españoles (según la vicepresidenta del Gobierno). En total 142 pasajeros, 2 pilotos y 4 tripulantes de cabina.

El aparato, un Airbus A320 D-AIPX (de 24 años de antigüedad, según Flightradar), despegó por la mañana y ha desaparecido de los radares en la región de Alpes de Alta Provenza y se ha estrellado cerca de la localidad de Barcelonnette, según las informaciones recabadas por este medio.

Las palabras del primer ministro francés, François Hollande, son de lo más desalentadoras: "No se esperan supervivientes"

Según AENA, que gestiona los aeropuertos españoles, el avión despegó a las 9h55

Ante la sospecha de que hubiera varios pasajeros en el avión, la Generalitat de Cataluña ha enviado una llamada de auxilio a través de Twitter a posibles familiares, para que se pongan en contacto, mientras que La sala 2 de la terminal 2 del aeropuerto de EL PRAT se ha habilitado para los propios familiares de las víctimas del vuelo. A su vez, Exteriores ha habilitado un teléfono para informar del accidente de avión: 913948900 y un e-mail: unidaddecrisis@maec.es

En la misma línea,Lufthansa ha enviado varios tuits enviando condolencias a las víctimas y asegurando no saber qué ha ocurrido: "No sabemos realmente lo que ha pasado con el vuelo. Nuestras más profundas condolencias a las familias y amigos de nuestros pasajeros y tripulación. Si se confirman los temores, hoy es un día negro para la compañía.

Esperamos encontrar supervivientes".

También te puede interesar este artículo: 8 consejos prácticos para armar el Árbol de Navidad

LLAMADA DE AUXILIO

Según un comunicado de la Dirección General de la Aviación Civil francesa, el avión de Germanwings lanzó una llamada de socorro antes de estrellarse cerca del municipio de Prads-Haute-Bléone, en el departamento de Alpes de Haute Provence.

"El vuelo lanzó una llamada de socorro a las 10.47 hora local (09.47 GMT) en descenso a una altura de 5.000 pies (1.524 metros) en las proximidades de Barcelonette, en los Alpes de Haute Provence", señaló el organismo en un comunicado.

Según los medios franceses, el avión pudo haberse estrellado en el Macizo de Trois Evéchés, una zona muy montañosa de los Alpes franceses.