El juez del Tribunal Supremo de Manhattan Matthew Coopera ha aceptado la petición de divorcio planteada por Ellanora Biadoo a través de un mensaje privado enviado a través de la red social Facebook, en el que supone el primer caso de estas características contemplado por los tribunales.

El marido evitaba ser notificado por otras vías. "La demandante tiene permiso para entregar las citaciones de divorcio a través de mensaje privado de Facebook", ha señalado el juez en su dictamen.

El periódico 'The New York Daily News' fue quien primero publicó la noticia y dio cuenta de que la mujer, de 27 años y residente en Brooklyn, intentó sin éxito notificar su petición de divorcio a su marido, Victor Sena Blood-Dzraku.    

Biadoo y Blood-Dzraku, ambos ghaneses, se casaron por lo civil en 2009, pero luego él rechazó participar en una boda ritual ghanesa, motivo de la petición de divorcio de la mujer. De hecho, nunca llegaron a vivir juntos.    

También te puede interesar este artículo: Alemania: los muertos podrán llevar a sus mascotas al más allá

El hombre solo mantenía contacto con la mujer a través de conversaciones telefónicas y de Facebook, pero evitaba recibir cualquier documento. "Lo habíamos intentado todo, incluso contratamo a un detective privado, sin éxito", ha explicado el abogado de Biadoo.

A: P