Si pasas muchas horas al día en la oficina sentado frente a tu ordenador, debes combatir el sedentarismo haciendo deporte y apostar por una alimentación saludable. Te recomendamos una serie de sanos snacks que puedes llevar contigo.

Más que nunca, en el siglo XXI la población está preocupada por la calidad de su alimentación, los beneficios de un estilo de vida saludable y las maneras de potenciar la salud en las empresas mediante diferentes iniciativas como los programas de bienestar laboral, el deporte en el trabajo o las oficinas cada vez más ecológicas y sostenibles. Por ello, recurrir a la bollería industrial, a una bolsa de patatas fritas o a un refresco azucarado cada vez que tienes hambre en la oficina no es en absoluto una buena idea.

Ya que “somos lo que comemos”, incorporar aperitivos e ingredientes saludables a tu vida en la oficina es fundamental. Y no solo por cuestiones de peso, salud o prevención de enfermedades, sino también en términos de productividad, motivación, energía y buen desempeño a la hora de realizar tus funciones diarias con fluidez. Anota estos apetitosos snacks saludables y siéntete enérgico y con gran rendimiento, paliando tu apetito a lo largo de la larga jornada laboral.

11 snacks saludables para tomar en la oficina

  • Chocolate negro: Con moderación su consumo es altamente recomendable, ya que contiene numerosos antioxidantes que reducen la presión arterial y retrasan el envejecimiento celular. Disfrutarás de su delicioso sabor y te sentirás lleno de energía.
  • Nueces: Este fruto seco es un aperitivo rápido altamente saludable, así como las almendras, cacahuetes o avellanas. Te ayudarán a prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Frutos rojos: Ricos en antioxidantes, fibra y vitaminas, son bajos en calorías, además de un refrigerio rico, ligero y fácil de transportar.
  • Barras de proteínas: Si estás cansado y somnoliento y no tienes a mano otras opciones saludables para comer puedes optar por una barra de proteína. Controlará tu somnolencia, saciará tu antojo de azúcar e incrementará tu nivel de energía.
  • Cítricos: Merendar o tomar a media mañana en la oficina una naranja o una mandarina te aportará nutrientes esenciales como la vitamina C, fundamental para estimular el sistema inmunológico. También constituyen una excelente fuente de fibra que controla tu peso y te proporciona energía gracias a la presencia de azúcar natural.
  • Pan integral: Con aceite de oliva, puede ser un delicioso aperitivo rico en fibra, saciante y que controla tu digestión.
  • Kiwi: En forma de batido, añadido a una ensalada o solo, es fantástico para evitar la sensación de sueño. El kiwi está lleno de vitamina C, vitamina K, antioxidantes y también es una buena fuente de fibra. No solo te mantiene activo sino que también reduce el estrés causado por la acumulación de toxinas y estimulantes en el cuerpo.
  • Yogur: Este lácteo es rico en calcio, proteínas, vitaminas y carbohidratos complejos. Es fácil de digerir y mejora tu sistema inmunológico, manteniendo altos tus niveles de energía. Puedes incorporar frutos secos o rojos.
  • Té verde: Contiene antioxidantes que te ayudan a mantenerte joven, además de aportarte mucha energía. Contiene menos cafeína que el café.
  • Aguacate: Puedes untar esta deliciosa fruta en tostadas, comerla sola o prepararte un emparedado. Contiene cantidad de nutrientes como vitaminas C, B y D, beta-caroteno y grasas saludables, fortaleciendo tu corazón y tu sistema inmunológico, previniendo enfermedades degenerativas como el Alzheimer y ayudándote a absorber nutrientes. En este artículo detallamos en profundidad todos sus beneficios.
  • Huevos: Este súper-alimento rico en proteínas le aportará a tu rutina diaria un importante impulso nutricional. Si los consumes en el desayuno, tu cuerpo liberará energía lentamente durante todo el día, evitando la pereza y la improductividad.

 

También te puede interesar este artículo: 10 consejos para reducir tus desperdicios alimentarios

 

 

 

A: A