Antes de que comiences con tu estrategia de ventas online, toma en cuenta estos errores que otras empresas han cometido, para que no falles en el camino.

En su último estudio sobre comercio electrónico, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) señaló que éste tuvo un crecimiento 28.3% en el período de 2015 a 2016. Para los negocios, este tipo de comercio podría ser muy rentable.

Si te es llamativo, antes de que comiences con tu estrategia toma en cuenta estos errores que otras empresas han cometido, para que no falles en el camino.

Ofertas erróneas

Varias han sido las empresas que han cometido este error al publicar sus productos en línea. Ya sea que utilices una plataforma propia integrada en tu sitio web o un marketplace para hacer comercio electrónico, ten cuidado con lo que publicas: características, condiciones de entrega, pero sobre todo el precio.

El error más reciente lo ha cometido la empresa Start Games, con más de 10 años de experiencia en la venta de videojuegos, según relata en su sitio web. Como plataformas de venta utiliza una propia y Mercado Libre, Linio y Amazon. Es en esta última donde publicaron una oferta de la consola más cara del mercado, la “X Box One X” cuyo precio de lista es de $12,000 a tan sólo $1.00 más gastos de envío ($265.29).

La publicación fue cancelada después de algunas horas. La empresa, a través de un comunicado publicado en su página web, pidió disculpas por lo que llamó un “error humano”. Ha cancelado las órdenes de compra y está procediendo a reintegrar a los afectados.

Sin embargo, muchos han tachado a la empresa de ser informal, así como de querer defraudar a sus compradores.

Durante El Buen Fin de 2016, Dell sufrió algo similar. En ese caso la PROFECO obligó a la compañía a cumplir con los clientes que hubiesen aprovechado la oferta.

También te puede interesar este artículo: 7 consejos para incrementar tus interacciones en redes sociales.

No poner atención a los detalles

Dicen que hasta al mejor cazador se le va la liebre y eso es lo que le pasó a H&M (en su sitio de Sudáfrica), quien seguramente tiene (o tenía) a los mejores publicistas y administradores de redes que su presupuesto de marketing pudiera pagar. Al menos es lo que se esperaría por el tamaño de la compañía.

Todo comenzó el 7 de enero cuando en su web apareció una publicidad con la imagen de un niño de tez oscura utilizando una sudadera con la leyenda Coolest Monkey in the Jungle (El mono más genial de la jungla).

El público tacho a la marca de racista. Los efectos fueron perder a uno de sus embajadores de marca más emblemáticos (The Weeknd) y el productor G-Eazy, quien trabajaba en una colección para ropa masculina a lanzarse el próximo mes de marzo.

Y aunque H&M quitó la publicidad de sus canales y se disculpó, esto no ha evitado la mancha en su imagen y la pérdida monetaria por retirar la mercancía de los anaqueles.

Algo similar le ocurrió a Dove. La marca fue acusada de racismo por este comercial.  

La lección en ambos casos es trabajar en tus publicaciones y lo que buscas comunicar, así como en aspectos técnicos que no pueden fallar a la hora de hacer comercio electrónico.

Para ello, algunos consejos son:

  • Cuida los detalles de tus publicaciones, desde la redacción, ortografía hasta la información y la calidad de las imágenes.
  • No optes por el camino fácil, si bien tu tienda debe verse atractiva tiene que ser funcional, así que preocuparte por detalles como la seguridad en las transacciones y accesibilidad.
  • No publiques ofertas que no puedas cumplir.
  • Cuida tener en existencia todo los productos o servicios publicados en tu ecommerce o bien puedas contar con el stock necesario para cumplir con tus entregas.
  • Sé claro con la política de compra, exclusiones, políticas de reembolso y garantía.
  • No ocultes los costos asociados a la entrega y no prometas tiempos con los que no puedes cumplir.
  • No ofrezcas los mismos precios en web que en tu tienda física. Los clientes deben percibir un valor agregado al comprar en línea.
  • Ofrece un proceso de compra que sea rápido y sencillo, sin tener la necesidad de registros.