Falta de tiempo y de motivación. Esas suelen ser las principales causas para no llegar a conseguir realizar ejercicio diario todos los días.

Uno de los propósitos más repetidos suele ser el de comenzar a realizar ejercicio. Cada lunes, cada día 1 de cada mes y cada fin de año nos proponemos empezar a llevar una vida más sana, y hacer ejercicio forma parte de esto.

Pero parece que incluirlo en la rutina no es tan sencillo. La falta de tiempo y de ganas son las causas para que eso no se convierta en un hábito. Por esta razón, os proponemos unos sencillos trucos con los que podrás hacer frente a este reto que siempre pretendes incorporar en tu vida.

  1. Elige el deporte que más se acerca a tus necesidades y gustos. Gimnasio, natación, nuevas modalidades o salir a correr. Estas son solo algunas de las muchas opciones por las que puedes decantarte a la hora de comenzar a hacer deporte. En la actualidad, muchas disciplinas se han reinventado para ofrecer lo mejor de ellas, quizás este es el momento de encontrar aquella con la que empieces a sentirte a gusto.
  2. Ponte unos objetivos sencillos, fáciles de conseguir y medibles. Empezar a hacer ejercicio no es algo que puedas comenzar desde un nivel alto, por este motivo no hay que establecerse metas inalcanzables. Asimismo, también es muy importante poder medir el esfuerzo, así sabrás si lo estás cumpliendo. Existen aplicaciones móviles que cuentan los kilómetros o, incluso, que te plantean ejercicios que puedes realizar para iniciarte en la vida sana.
  3. Comparte tus metas con los demás. La presión social no es buena, pero puede tener su efecto positivo si lo que quieres es comprometerte. Igualmente, tus amigos y familia pueden ser un apoyo para conocer nuevos deportes o, incluso, comenzar a tener compañía en tu actividad.
  4. Cuida tu alimentación. Comer bien es clave si lo que quieres es tener energía para poder desarrollar ejercicio diario, al final, los nutrientes son las pilas de nuestro cuerpo.
  5. Integra el deporte en tu rutina. Explora tu horario y busca un hueco para hacer ejercicio para que no rompa tu día a día y lo uses como un momento de desconexión.

 

También te puede interesar este artículo: La entrañable historia de amor que romperá tu corazón

 

 

 

A: A