Trabajar en la idea de negocio que tanto has soñado, ser independiente, ser tu propio jefe, es el sueño ideal. Sin embargo, la realidad es otra, son muy pocas las personas que deciden aventurarse en su propio emprendimiento. El camino es difícil, eso lo sabemos todos, pero no es imposible.

Un emprendedor debe ser un individuo arriesgado, valiente, confiado y decidido. La literatura del emprendimiento presenta casos de personas que han comenzado un imperio desde cero y, el éxito ha sido increíble ¿Por qué vos no te atreves? ¡Todos tienen las mismas posibilidades de lograrlo!

El emprendimiento demanda de los individuos una serie de requisitos para que el proceso sea mucho más cómodo. En sí, serían las características, cualidades y aptitudes que suelen ser encontradas en la mayoría de los emprendedores, o por lo menos es el deber ser. Aunque pienses que no tienes los dotes necesarios para serlo, no te desanimes, no son exigencias innatas, puedes desarrollarlas siempre y cuando tengas la voluntad para hacerlo. A continuación, te enumeramos 5 requisitos que necesitas para ser un buen emprendedor:

Energía, ánimo y motivación

Este es uno de los requisitos más importantes que debes desarrollar si quieres ser un emprendedor exitoso. La energía, el ánimo y la motivación son tres elementos que te ayudaran a triunfar en el camino del emprendimiento. Principalmente, debes tener la suficiente energía como para cumplir diversas tareas, actividades, funciones, y demás acciones que trae consigo el papel de un buen emprendedor. Además, todo comienzo es difícil, necesitarás buena energía y ánimo para levantarte cada día con más ganas de alcanzar tus metas; por lo menos, la primera etapa es de las más duras, pues, apenas te estás iniciando en el camino del emprendimiento.

Y, por otro lado, la motivación juega un papel realmente necesario si quieres tener éxito. Ten presente que, muchas personas te dirán que no podrás lograrlo, muchos obstáculos surgirán en el camino, tropiezos, desaciertos, y demás. Pero, también ten presente que muchos logros, triunfos y aciertos puedes alcanzar, solo si te lo propones.

Paciencia, perseverancia y dedicación

Ya te lo dijimos y ya lo sabes, todo comienzo es complejo, no podrás alcanzar tus metas de un momento a otro, esto te llevará tiempo. Bien lo dicen por ahí, el éxito no se consigue de la noche a la mañana. Tienes que tener paciencia para no desmotivarte en el proceso de emprendimiento, perseverancia para enfrentar todos y cada uno de los obstáculos que pudiesen presentarse, y dedicación para levantarte y comenzar de nuevo pese al mal panorama que pudiese estar frente a ti. ¡Agotá todas las posibilidades antes de rendirte!

Capacidad para detectar oportunidades de negocio

Un buen emprendedor está al tanto de las últimas novedades del mercado para saber cuáles son los caminos más viables. Tienes que desarrollar tu visión de negocio y capacidad de analizar, para poder discernir entre las verdaderas y potenciales oportunidades de negocios de las simples posibilidades. ¿Cómo hacerlo? ¡Investigando constantemente! Los empresarios nunca descansan, así creas que están en su oficina solo dando vueltas en su silla, ellos siempre están (o deberían) buscando las mejores oportunidades para aprovecharlas. Están al tanto de los cambios, tendencias, nuevas modas, nuevas necesidades, gustos y preferencias.

Capacidad de liderazgo

También te puede interesar este artículo: Siete claves para mejorar tu productividad en 2018

¿Quién tiene que ser el líder de tu emprendimiento? ¡Tú, por supuesto! Parece una pregunta obvia, pero siempre es buena que te la hagas para que despiertes esa confianza que hay en ti. Tienes que desarrollar la habilidad de dirigir a las personas, liderarlas, motivarlas e inspirarlas a ir por más. Depende del tamaño de tu empresa y, los recursos disponibles, sabrás qué tanto talento humano vas a necesitar. Igualmente, tienes que tener liderazgo a la hora de tomar decisiones, iniciativas y más. Básicamente, el líder eres tú y, como tal debes atender todas las responsabilidades que eso conlleva.

Capacidad para asumir riesgos

Tienes que desarrollar el valor para tomar decisiones que lleven consigo un nivel de riesgo mínimo, medio o alto. Un emprendedor debe ser arriesgado, pero consiente. Le tocará afrontar situaciones a lo largo del emprendimiento.

Para ser un emprendedor exitoso, debes cumplir con ciertos requisitos que te encaminen al triunfo. Ojo, eso no quiere decir que no puedas desarrollarlos con el tiempo. Como te dijimos, no son exigencias innatas, si tienes la voluntad y disposición, puedes enfrentarte a todo desafío. ¡Aprende y crece para tener éxito en el emprendimiento!

 

 

 

 

 

 

A: A