Si quieres ahorrar dinero este año, lo primero que deberías hacer es asestar un buen golpe a los malos hábitos que provocan que despilfarres tus ahorros o vivas por encima de tus posibilidades. Te damos algunas ideas para comenzar.

A la hora de comenzar a ahorrar, existen muchos métodos y técnicas que puedes emplear, desde instalar en tu smartphone alguna aplicación fintech como Fintonic o atreverte con retos como el de las 52 semanas o el de los 365 días. También puedes inclinarte por los pequeños cambios y poner en marcha acciones cotidianas que incentiven la acumulación de dinero extra o la reducción de gastos, así como explorar técnicas llegadas de otros lugares, como la japonesa Kakebo, que te permite ahorrar hasta un 25% de tu sueldo.

Sin embargo, además de los cambios en positivo también resulta muy interesante y de gran relevancia evitar comportamientos tóxicos que pueden provocar que tus finanzas descarrilen. Por ello, hoy recogemos algunos malos hábitos que debes romper para poder ahorrar más dinero este 2018.

7 hábitos negativos que debes evitar para ahorrar este año

  • Carecer de objetivos de ahorro: Sin metas, no hay plan o estrategia que puedas llevar a cabo. El dinero no llegará solo: coge libreta y bolígrafo o una aplicación especializada, determina cuáles so tus propósitos financieros a corto, medio y largo plazo y traza las acciones que debes llevar a cabo para conseguirlos. Puede que tengas que renovar tu coche, quieras irte de vacaciones este verano o estés ahorrando para un máster. Todos los meses podrás programar transferencias automáticas a una cuenta de ahorros, por ejemplo.
  • Gastar lo que ganas: Tal vez te hayas tomado el carpe diem demasiado en serio y vayas por la vida cuesta abajo y sin frenos de ningún tipo, llegando con apuros a final del mes a causa de derroches, excesos, caprichos adquiridos online y demasiado ocio. Reserva un porcentaje fijo -o variable a partir de un mínimo- de ahorro al mes. También puedes tener frascos de ahorro específicos para diferentes áreas como ocio, cultura, vacaciones y viajes, comer o cenar fuera, formación o gastos del hogar.
  • Ignorar las ofertas: Te recomendamos, además de crear un fondo mensual destinado a abonar los gastos como las facturas, los recibos o el alquiler, economizar o apostar por opciones menos costosas a la hora de llenar tu cesta de la compra, como las marcas blancas. Es fundamental que evites los gastos impulsivos, los caprichos de última hora y la adquisición de cosas que no necesites.
  • Gastar dinero de tu cuenta de ahorros: Si tienes una cuenta de ahorro exclusivamente destinada a un proyecto de futuro, los estudios de tus hijos, tu jubilación u otro propósito, esta debería ser intocable. De lo contrario, pondrás en riesgo tu futuro financiero. Crea una barrera mental y logística, como apostar por una cuenta de ahorro de alto interés. Salvo una emergencia urgente, olvídate de ella mientras tus ahorros engordan cada mes.
  • Inconsciencia en relación al paradero de tu dinero: Ya sea tomándote unos vinos cada día en el bar de la esquina, pujando en eBay, desembolsando algunas ofertas en Amazon o comprándote ropa todas las semanas, deberías ser consciente de a dónde va a parar tu dinero, tomando un enfoque más consciente del gasto en este 2018 para poder ser más consciente del ahorro. Intenta hacer un seguimiento de los gastos para reducir el despilfarro e incentivar el aumento de tu riqueza a final de cada mes.
  • Esperar a ahorrar más para invertir: Contrariamente a la creencia popular, no es necesario ser un experto en finanzas personales para realizar inversiones en base a tu capacidad de ahorro y economía personal. En este artículo recopilamos cuáles fueron los mejores fondos de inversión del año pasado.
  • No priorizar la deuda de interés alto: Una estrategia efectiva ante las deudas es clasificar tus obligaciones en orden de tasa de interés, de mayor a menor. A continuación, prioriza el abono de la deuda con la tasa de interés más alta, sin dejar de pagar el mínimo en todas ellas. Así, tu propósito será pagar menos a largo plazo. Otra opción, proporcionada por el experto en finanzas personales Dave Ramsey, es clasificar la deuda en orden de tamaño y comenzar con la más pequeña. Esta estrategia se llama el “método de la bola de nieve” y consiste en generar impulso para ir abordando deudas cada vez mayores.

 

También te puede interesar este artículo: Nuevas formas de trabajar desde casa

 

 

 

A: A