La ciencia ha demostrado en repetidas ocasiones que si no duermes lo suficiente, tu cuerpo puede experimentar estas 13 terribles secuelas metabólicas, que van desde el deterioro cognitivo a los cambios anímicos o el aumento de peso.

Dormir y cuidar la higiene del sueño es una de las bases más importantes para tener una buena calidad de vida. Para ello, cada persona debe disponer hábitos regulares de sueño, garantizar unas horas mínimas de sueño acordes a su edad, cenar ligero alimentos recomendables, contar con un espacio silencioso, limpio y sin molestias para dormir y hacerlo en una postura adecuada.

Al igual que si duermes plácidamente tu cuerpo rebosará salud, ¿te has preguntado qué sucede cuando duermes poco y mal? Según la Academia Americana del Sueño los adultos deben dormir de 7 a 9 horas, mientras que en la tercera edad es recomendable que lo hagan de 7 a 8 horas. Por debajo de esas cifras, comienzan las malas consecuencias, agravadas con malos hábitos como los ciclos irregulares de sueño, causantes de la alteración de ritmos circadianos o el insomnio.

Pese a las advertencias de los expertos, un tercio de los adultos no descansa lo suficiente. Incluso, cerca de un 12% duerme menos de 5 horas, y un 23 % menos de 6. Por otro lado , casi la mitad de la población sufre las terribles consecuencias de dormir poco y mal, que inciden de forma muy negativa en la salud tanto física como psíquica.

Cuando la higiene del sueño se resiente, comienzan a aparecer problemas de memoria a corto, medio y largo plazo, cambios de humor y la agresividad, irritabilidad o depresión pueden hacer acto de aparición. A nivel mental, tendrás problemas de concentración y deterioro de las funciones cognitivas.

La falta de sueño crónico afecta seriamente a tu rendimiento físico, puede provocar un incremento de peso debido al descontrol de tus funciones metabólicas. También aumenta tu riesgo de hipertensión, diabetes, fallos cardíacos o accidentes vasculares.

Eso no es todo: tu piel sufrirá envejecimiento prematuro y tus huesos se debilitarán, mientras que tu rendimiento sexual caerá en picado ya que la carencia del descanso adecuado también afecta a la libido. Para recordarte las consecuencias de dormir mal, ten siempre a mano la siguiente infografía, cortesía de Revolución Salud.

También te puede interesar este artículo: Siete alimentos negros que aportan grandes beneficios a la salud

 

 

 

 

A: A