Una serie de extraños círculos ubicados alrededor de agujeros fueron hallados en el hielo marino del Ártico.

El descubrimiento fue realizado por un grupo de científicos pertenecientes a la Operación IceBridge de la NASA, la que está encargada de realizar el mapeo del hielo terrestre y marino de la región.

Tal como publicó la agencia espacial norteamericana, el hallazgo fue realizado el pasado sábado 14 de abril cuando el científico John Sonntag realizaba una inspección en avión.

Fue en ese momento en que fijó su vista en estos agujeros mientras sobrevolaba la zona este del mar de Beaufort. “Vimos estas características circulares tan solo durante unos minutos hoy. No recuerdo haber visto este tipo de cosas en otra parte”, sostuv
Si bien la idea del vuelo era la de observar el hielo marino presente en un área que hasta 2013 no contaba con cobertura de la misión, estos agujeros terminaron por fijar toda su atención.

Fue así como rápidamente el misterio sobre su origen se disparó. “No siempre es fácil basarse en una fotografía o solo una imagen de satélite, por lo que las siguientes ideas son especulaciones”, explicó la NASA a través de un comunicado.

También te puede interesar este artículo: ¿El papichulo que destronará a Onur?

La formación que se aprecia en el costado derecho de la imagen, llamada “finger rafting”, se habría generado debido al movimiento de superposición al colisionar dos placas de hielo delgado.

Por su parte, Nathan Kurtz, otro de los científicos que forma parte del proyecto, comentó que corresponde a un área de hielo delgado, y que el color es lo suficientemente gris como para concluir que es poca capa de nieve. No obstante, precisó que “nunca había visto algo así antes”.
En ese sentido, la teoría que cobra más fuerza es que los círculos podrían haber sido formado por los mamíferos -como las focas- al entrar y salir de la capa de hielo para poder respirar.

“Las características circundantes pueden deberse a olas de agua que se filtran sobre la nieve y el hielo cuando las focas salen a la superficie”, sostuvo Walt Meier, científico del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo.

En tanto, Chris Shuman, de la Universidad de Maryland, indicó que hay muchas posibilidades de que se traten de “manantiales cálidos” o filtraciones de aguas subterráneas que fluyen “desde las montañas hacia el interior que hacen su presencia en esta área en particular”