Ya sabemos que Noruega es el país europeo donde más coches eléctricos se venden, si no tenemos en cuenta a Francia y el efecto de todas las furgonetas eléctricas Renault Kangoo Z.E. que ha comprado el propio Estado para servicios públicos como correos, etc.

Noruega, país nórdico y bastante frío, puede no parecer el mejor lugar para un coche eléctrico, si tenemos que en cuenta que el frío suele reducir algo la autonomía real del coche, y sin embargo se venden mucho. Tiene poco más de cinco millones de habitantes, y desde el año 2010 lleva ya acumulados más de 10.551 coches eléctricos vendidos, con una cuota de mercado por encima del 5%. De ellos unos 7.915 coches están censados en Oslo, la capital, que tiene algo más de 600.000 habitantes, según recoge motorpasion.

De hecho, como os hemos contado ya, los coches eléctricos se venden tan bien allí, que durante los últimos dos meses el coche más vendido del mes ha sido un eléctrico, en septiembre el Tesla Model S, y en octubre el Nissan LEAF. ¿Cuál es el secreto para que se vendan tantos coches eléctricos?

También te puede interesar este artículo: El Nissan que brilla de noche

Desde luego que hay varios factores que animan a los conductores a comprarse y conducir un coche eléctrico, diría que no tengo duda de que el más relevante es el factor económico: el dinero, vaya. Si un producto tiene calidad y buen precio, y el consumidor entiende con claridad que es ventajoso, o mejor aún, si resulta que es más barato, se vende casi solo.

Un coche es un producto caro, si somos estrictos, y tal y como se consideraba antes, es un producto de lujo. Una sociedad que tenga un buen poder adquisitivo se podrá permitir mejor que otra comprar coches. Lo vemos clarísimamente en España, cuando pensábamos que éramos ricos se vendían aproximadamente el doble de coches al año que ahora, con la grave crisis económica que sufrimos, cuando tenemos menos dinero, y hay muchos más parados