El equipo azulgrana doblega al anfitrión (2-4), suma su cuarto título esta temporada y el 22º en la historia de la máxima competición continental.

Europa se rindió nuevamente a los sticks del Barça. El trofeo que levantó en el Dragão Caixa, tras superar al Porto (2-4) completó una temporada triunfal para el club azulgrana. Su orden defensivo, su portero y capitán, histórico, casi imbatible, y su nuevo aire en el banquillo, con Edu Castro al frente, cambió el rumbo del equipo y puso la proa del éxito.

Cuando el favorito en el Final Four era el Porto, por su buen juego y por ser el anfitrión, el conjunto de Edu Castro sacó la casta del club más laureado del continente. Ya son 22 las Copas de Europa que posan en el Museo del Barcelona. Lejos están las ocho del Reus, segundo en el palmarés, y que defendía el título en esta final four, en la que fue derrotado por el Barcelona en las semifinales.

En Oporto la afición lusa comenzó arriba, pero a medida que el capitán Aitor Egurrola impedía los tantos locales, la grada se aplomó. Los tantos de Ordoñez, Álvarez y Bargalló para el Barça confirmaron la teoría de que es mejor no ser favorito. En la segunda mitad el Porto acercó con dos anotaciones, pero el título se definió gracias a Bargalló (2-4) y el orden defensivo impuesto por Castro. Fue la novena victoria de la temporada europea para un conjunto que solo vio un empate y no conoció derrotas. “Nos han llevado al límite y ni con tres goles a favor ha sido suficiente. Pero hemos hecho un gran ejercicio no sólo de hockey, sino también de saber estar. Hemos parado a un auténtico equipazo y hemos sabido sufrir”, explicó el entrenador azulgrana.

Un año impresionante para el conjunto de Edu Castro, que tras relevar a Ricard Muñoz, consiguió no solo la Champions, esquiva desde el 2015, sino un póquer (también la Liga, la Copa del Rey y la  Supercopa de España) que no se veía en los anaqueles desde  2011. El club continuó con su fortaleza ofensiva, pero el equilibrio en defensa logrado – por el hasta hace una temporada, segundo entrenador - fue clave para la consecución de triunfos. En Champions el Barça marcó 45 tantos y recibió tan solo 14.

También te puede interesar este artículo: Argentina Vs Paraguay Semifinales Copa América 2015

“Hemos ganado la Copa de Europa sin perder ningún partido, sólo con un empate. Y hemos ganado una Liga complicadísima y muy competida. En la Copa del Rey fueron tres partidos de auténtico nivel”. Ante esto, el técnico avisa: “Vamos a intentar repetirlo el año que viene, pero ya digo que va a ser muy difícil”.

Varios protagonistas han sido clave, más allá de sus anotaciones y paradas. El histórico Egurrola fue pieza fundamental. Con 37 años, el portero sumó su Champions número once, convirtiéndose así en el jugador más laureado continentalmente del club, tras pasar los 10 títulos que posee Sergi Centell. Con este, el ‘Pulpo’ suma su título 69 en su temporada 20 vestido de azulgrana.

Otra motivación estuvo fuera de la cancha. El defensor Marc Gual, sancionado por seis meses (desde enero), sirvió como motivador en las charlas previas a los duelos frente al Reus en semifinal y contra el Porto. “No es su trabajo, pero lo ha hecho porque le ha apetecido. Este es el grado de implicación que nos gusta en un jugador”, explicó Castro.

Xavier Barroso y el argentino Lucas Ordoñez también levantaron la copa, pero será la última que levanten como culers, - por el momento - pues su rumbo se encuentra fuera de la ciudad condal.

Con esta Copa de Europa el FC Barcelona ajustó sus 40 títulos. 22 de ellos para el 22 el hockey, rey del palmarés, siguiendo con nueve de balonmano, donde también es el dominador, cinco de fútbol, dos de baloncesto y dos de fútbol sala.