Cuando algo es fácil de leer, es bueno para comer, afirma una nueva campaña que fomenta una mejor alimentación.

Una nueva campaña busca generar conciencia en torno a los productos que comemos, indicando que leer antes de comer es indispensable. Y no necesariamente se refiere a acompañar los alimentos con un buen libro, sino a leer con detalle los ingredientes de esos productos para entender el daño que podrían causar a nuestra salud.

“Como una marca de alimentos orgánicos 100 por ciento mexicanos, que tiene el compromiso de transparentar por completo los ingredientes de sus productos, quisimos poner en marcha una campaña que ayudar a las personas a entender mejor qué están comprando y consumiendo. Con esta iniciativa también buscamos promover y crear un cambio positivo y real en sus hábitos alimenticios”, comentó Mateo Dornier, fundador de Campo Vivo.

La campaña ¡Fácil de Entender, Bueno para Comer! se apoya en el hashtag #LeoLuegoComo, invita a las personas a que se informen sobre lo que llevan a la mesa y a su estómago, pues no es algo que normalmente hagan, según agregó Claire Montaz, brand manager de Campo Vivo.

“¿Te has puesto a pensar en lo que realmente llevas a tu estómago? Sin duda la comida es el combustible de la vida. Sin embargo, no siempre ponemos atención a nuestra alimentación y a la calidad de los productos que consumimos”, aseveró Mateo Dornier.

Para concretar la campaña, Campo Vivo salió a las calles de la Ciudad de México para poner a prueba a los mexicanos con preguntas referentes a su alimentación diaria. Algunas de las preguntas fueron:

También te puede interesar este artículo: Mujeres en los mercados de valores

¿Cuántas cucharadas de azúcar tienen los jugos que encuentras en el supermercado? Respuesta: 26 en un jugo de 1 litro.

¿Qué lugar ocupa México en el tema de obesidad en el mundo entero? Respuesta: Primer lugar en obesidad infantil, segundo lugar en obesidad en adultos.

¿Que es más dañino para los niños, comer un tazón de cereal comercial, tomar un vaso de refresco o ambos? Respuesta: Ambos, ya que contienen altos índices de azúcar.

Menciona 2 de los 10 productos con mayor número de pesticidas en el mercado. Respuesta: fresas, espinacas, manzanas, peras, papas, apio, jitomates, pimientos morrones, pepinos y ensaladas.

“Al día de hoy, es muy difícil conocer el origen de un producto y entender las listas de ingredientes. Desafortunadamente, la mayoría de las marcas de alimentos son muy opacas sobre estos temas. Pienso que el consumidor merece saber lo que va a comer. Por ejemplo, una manzana convencional sufre más de 40 tratamientos antes de llegar a tu mesa; una manzana orgánica ninguno”, concluyó Claire Montaz.